-------------------------------------------------------- ---------------------------------------------------------- Coser y cantar: abril 2015 div id='fb-root'/>

lunes, 27 de abril de 2015

De vuelta: noticias y un pequeño trabajo





Hace mil que no publico, pero he decidido que no quiero abandonar este blog, así que hoy vengo a daros una explicación, primero, y a enseñaros algunas cosillas después.

No he dejado de coser. Ni de coser ni de hacer otras cosas con estas manitas. Pero estoy intentando aprovechar en primer lugar mis horas de ocio que ahora son muchas y mis conocimientos de costura para intentar que entre algo de dinero en casa, y he montado una página web y una tienda en Dawanda.

Os contaré que estoy en paro hace casi un año, mi empresa cerró y desde entonces, aparte de un trabajo basura como teleoperadora, de donde me echaron debido a una baja por enfermedad (oportuno el cólico nefrítico), no he trabajado en nada, y a mi edad, habiendo trabajado desde los 18, cuesta quedarse en casa mano sobre mano.

La verdad, hay mucha competencia, todo el mundo sabe hacer de todo, y no trabajo lo que me gustaría, pero cada pedido es una alegría, no por el trabajo ni por el dinero, sino por estar ocupada y haciendo algo que a alguien le va a gustar.

Esta es mi página web: 
Y esta la tienda de Dawanda:
Ah, me olvidaba, también tengo página en Facebook:

Si tenéis un ratillo para pasaros, dejar un mensajito, me encantaría! Y si es un pedido ni hablemos, jaja! ;D


Y dicho esto, paso a enseñaros lo último que he hecho, para mí, para mi casa. Una solución para un problema! Tenía unos cojines azul marino en este mueble. Es un descalzador que tenemos en el lavadero. Yo plancho ahí, así que paso bastante rato, y mi gato me acompaña. Resultado, los cojines estaban siempre llenos de pelos claritos, que te sientas y se pegan a la ropa.


Solución: forrarlos con tela encerada. Además he reciclado, porque esta tela la compré para un mantel, pero se resbala en la mesa y era incomodísimo, así que ahora tiene mejor uso.
Los he hecho un poco más grandes porque les he dado un tamaño estándar, los cojines que había son algo más pequeños de lo normal, pero como hay que cambiarlos prefiero que la funda no sea a medida de estos.



Ahí, cerradito con sus snaps a juego, y respetando las rayas.

Ahora Cosmo ya puede sentarse, porque solo hay que sacudirlos un poco y listo!

© ¡Gracias por tu visita!